viernes, 29 de agosto de 2008

Adiós olimpiada

Se terminó la olimpiada. Durante quince días hemos estado teletransportados al planeta Deporte, hemos podido asistir a combates de esgrima, de judo, de lucha, a competiciones de tiro al plato, de saltos de trampolín, a triatlón y un sinfín más de variedades deportivas no habituales en las retransmisiones televisivas, ni en la prensa deportiva, ni en las ondas radiofónicas. Hemos asistido de nuevo como cada cuatro años a las quinielas de las medallas y a los "sesudos" analisis post-olímpicos, donde básicamente se critíca a algunos deportistas (los que no han obtenido medalla o actuaciones destacadas) y se ensalza a otros (los que han obtenido medalla)y se habla como siempre de crisis en determinados deportes. Y colorín colorado. Punto final. Con esos pormenorizados análisis de los grandes entendidos de este país en materia deportiva se acaba todo. Han cumplido su cometido al parecer y si te he visto no me acuerdo. Abandonamos el planeta Deporte y volvemos al planeta Fútbol, hasta dentro de cuatro años, en los cuales se repetirá el proceso, y volveremos a estar en crisis de nuevo, alarmante a buen seguro, pero volverá a suceder lo mismo: se termina la olimpiada y todos los deportes minoritarios pasan al olvido, dejan de existir, nadie se acuerda de ellos. Tan solo los deportistas de esas disciplinas, los cuales continuarán entrenando y compitiendo para dentro de cuatro años en Londres intentar alcanzar la medalla, sabiendo que si no lo consiguen, los sabios de turno se pasarán por el arco del triunfo sus cuatro años de sacrificio, dedicación y esfuerzo, y dirán que son unos inútiles que no merecen ni estar en una olimpiada (ignorando que nadie va a una olimpiada porque sí, todos tienen que clasificarse para ello), y que españa está en crisis deportiva. Eterna crisis vaticino, si no se cambian muchas cosas en la educación deportiva de este país nuestro tan peculiar.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Por fin Pekín !!

Como todo el mundo sabe más que de sobra (y el que no lo sepa tal vez sea sordo y ciego porque el bombardeo de los medios de comunicación es constante y salvaje), en dos días comienzan las Olimpiadas de Pekín. Ya se sabe, las olimpiadas de la polución, de los no derechos humanos etc. De tanto como repiten incesantemente los medios de comunicación estas cosas llegan a conseguir el efecto contrario al deseable, y es que la gente está ya hasta las narices de la polución de Pekín, de las bofetadas que les dan a los chinos que no van por la línea que les pinta su gobierno, del Tíbet, de las ONG, de la ONU, de los derechos humanos, y de muchísimo más, con lo cual al final, es como el sonido de la lluvia en el suelo: de tanto escucharlo se llega a asimilarlo y no produce emoción ninguna. Otra de las costumbres adquiridas a lo largo de los años, alentadas por los "periodistas" (pongo unas enormes comillas porque el 80% de los que se llaman así no lo son ni de lejos) es la de las famosas predicciones de medallas, que cuantas vamos a ganar, que cuantas posibilidades tenemos de medalla, que quienes son los más favoritos de los nuestros para conseguirla etc. Que pesadez, ¿no es cierto?, ¿eso es lo único que les importa a estos doctos periodistas deportivos de nuestro país?. Pues sí, tristemente es así la realidad, ellos cuentan el numero de medallas, le hacen cuatro operaciones aritméticas, un par de comparaciones, unos cuantos porcentajes y listo, con el resultado obtenido dirán que el deporte español es una ruina, o que somos la bomba y trabajo cumplido, ya pueden volver a hablar de si la barriga del delantero centro del Tuercebotas FC ha crecido, de si la mujer del máximo goleador de la liga del Nepal es portada del Playboy, o de cualquier otra chorrada relacionada con el fútbol, que al fin y al cabo es de lo único que hablan estos señores en sus medios de comunicación durante todo el año.
Por esto mismo es por lo que titulo así este artículo, porque por fin llegan las olimpiadas, por fin tras cuatro largos años de espera vamos a tener un par de semanas en las que se podrá ver/oír/leer/hablar sobre badminton, squash, triatlón, atletismo, esgrima, waterpolo, gimnasia, y tantos otros deportes que van a pasar al primer plano en detrimento de la crónica futbolera de costumbre. Por fin el deporte va a dejar de ser sólo fútbol en este país durante estos días. Eso sí, no esperen que estos señores sepan valorar en demasía a cualquier deportista que no alcance la medalla, que no lo harán, y pobres de aquellos favoritos a medalla, incluso de oro (me vienen a la mente los nombres claros de Paquillo Fernández,Gómez Noya y David Cal) que no la alcancen, se les tachará de grandes decepciones y listo, hasta dentro de cuatro años dejarán de existir de nuevo.
Pese a todo, los amantes del deporte (incluido el fútbol como tal y no como todo ese circo que nos meten por los ojos), estamos de enhorabuena, vamos a poder disfrutar de dos semanas increíbles de deporte: por fin, por fin llega Pekin !!