martes, 14 de enero de 2014

El paseillo a los juzgados

Título nobiliario. Sangre real. Sueldo millonario por ser de la realeza. Posición económica más que desahogada. Llega el angelito del arco y de la flecha y con él un angelote rubio, recio y norteño. Deportista de élite. Impoluto historial. Deslumbrante presencia. Un cuento de hadas que termina en boda. El tiempo quita la careta al angelote y resulta ser un diablillo de mucho cuidado que comete desmanes sin fin, para agrandar los ceros en sus cuentas bancarias. Y resulta que su real esposa está directamente involucrada en esas empresas maritales a través de las cuales se cometen todos esos delitos. Y resulta que a la de los ojos vendados y la balanza en la mano, no le queda otra que llamar a la real esposa para que declare y explique su versión de los hechos.
¿Les suena de algo esta película no?
Tiene muchos bemoles aguantar todo esto, porque que quien de por sí tiene ya dinero para vivir como doscientas vidas sin dar palo al agua, se rebaje a delinquir para amasar aún mayor fortuna, es algo que cabrea enormemente al personal, y con razón.
Pero que encima tengamos que escuchar a un señor MINISTRO DE JUSTICIA, declarar que mejor que esa señora entre en el juzgado por la puerta de atrás, para que no la tenga que ver todo el país entrar en el juzgado, porque pobrecilla ¡¡ que vergüenza va a pasar !!. Eso no tiene bemoles, eso tiene COJONES y COJONES. 
Estimado señor ministro, yo jamás he tenido que pasar por un juzgado a declarar, pero si tuviera que hacerlo, caben dos posibilidades. Que yo fuera inocente, con lo cual, no me importaría para nada entrar por la puerta principal al juzgado, ya que un inocente no tiene nada de lo que avergonzarse. O que fuera culpable, con lo cual, si me diera vergüenza hacer "el paseillo" hasta la puerta principal del juzgado, SERIA MI PUÑETERO PROBLEMA por ser culpable de un delito.
¿No puede aplicarse esto a la real persona a la cual usted se refiere? ¿O es que los que tienen sangre real, o son del gobierno, o son grandes banqueros, o políticos etc, mean por otro sitio diferente al resto de los ciudadanos?

PD: disculpas por las palabras soeces y malsonantes, pero la rabia hay que soltarla por algún lado y a un servidor, el decir tacos le ayuda a ello.