viernes, 18 de diciembre de 2009

Ni siquiera por la igualdad

Acaba de terminar la semifinal del campeonato del mundo de balonmano femenino, en la que por primera vez en la historia estaba la selección española. Hemos perdido contra Francia, pero bueno eso entraba dentro de lo probable ya que estamos en el límite de nuestro nivel actual y hoy por hoy las francesas están un peldaño por encima. A ver si en la pelea por la medalla de bronce, que va a ser también muy complicada, estamos mejor y nos traemos una medalla histórica. Si se consigue dicha medalla tal vez en la página 16 de algún periódico salga una foto de las jugadoras (tamaño mínimo por supuesto), y a lo mejor se estiran y todo y ponen un artículo de más de cuatro líneas al respecto. Eso ya sería mucho más que la actual cobertura vergonzosa que se está haciendo del campeonato. Nadie pide portadas de periódicos o cabeceras de telediarios, pero si una selección nacional de un deporte está haciendo historia al lograr cosas nunca antes conseguidas en un campeonato del mundo, si que sería de justicia que se les dedicara un poco más de atención. Y como culminación del bochorno nos encontramos que hoy viernes, a las once y media de la mañana, se disputa la semifinal, retransmitida en directo por teledeporte (menos mal porque si no la televisan ya sería el escándalo máximo), y ninguno de los periódicos de Internet que habitualmente retransmiten acontecimientos deportivos comentándolos en directo en su web (léase, Marca, El Pais y El Mundo), transmite en directo dicha semifinal en sus páginas de Internet. ¿Tanto les costaría hacerlo?. Para que luego hablen de promocionar el deporte y bla bla bla, palabras huecas que se lleva el viento. Eso sí, el sorteo de las eliminatorias de la champions y demás lo están poniendo en riguroso directo por sus web en estos momentos.
Y seguramente ni la ministra de igualdad salga a la palestra para comentar estos agravios comparativos. Total, es deporte, así que no interesa nada que no sea fútbol ... y masculino. Por desgracia ni siquiera en aras de la tan traída y llevada igualdad saldrá nadie a denunciar esta situación, que ya se prolonga demasiado en el tiempo. Luego queremos que haya campeones olímpicos españoles, JA!! Y por supuesto al mínimo fallo de uno de nuestros deportistas de élite nos ensañamos con ellos. Bendito país este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario