viernes, 6 de marzo de 2015

Objetivo C42. Semana 8

Estamos cansados. Nos ha costado mucho esta semana, a mí más que al resto por cierto. Hemos ido encontrándonos pesados de piernas durante la semana, incluso en los días de menos distancia. Esta semana los kilometrajes eran de 10, 12, 12 y 24. Por primera vez teníamos que superar la distancia de una media maratón en un entrenamiento y eso ya se presuponía duro, pero a la hora de la verdad resultó más de lo que pensábamos. Debido a mi agenda semanal tuve que hacer el tercer entrenamiento el sábado por la mañana, mis compañeros lo hicieron el viernes a la tarde, con lo cual tuve menos descanso de cara a la tirada larga de 24km, y si encima a eso le sumamos que ya me costó lo suyo hacer ese entrenamiento del sábado de 12km, pues el resultado es el obvio, el domingo me tocó sufrir bastante para terminar los 24km, eso sí los terminé, sobre todo gracias a ir acompañado, si voy solo no se si hubiera terminado. Suponemos que se tienen que ir notando las semanas y que es normal el cansancio, aunque también nos tememos que sea un poco culpa nuestra. Como comenté la semana pasada, la media maratón, aún sin forzar la hicimos sobre 15 segundos por kilómetro más rápido del ritmo marcado en el plan. Y eso también nos pasa en alguno de los entrenamientos, que vamos cómodos y acabamos a ritmos sensiblemente más altos de los marcados. Y esto en el momento no se nota, pero cuando tienes que salir al otro día y al otro y luego el domingo meterte ya las palizas de las tiradas largas pues la musculatura seguramente se resienta y detrás el resto del cuerpo en general. Pero bueno, es parte del proceso de aprendizaje el cometer estos errores, sobre todo cuando es la primera vez que afrontamos prepararnos para una carrera tan larga. Para la semana que viene vamos a respetar escrupulosamente los tiempos marcados, a ver si así lo llevamos mejor !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario