lunes, 10 de agosto de 2009

"Burrocracia" y "Desigualdad" (y III)

Dado que ya me sabía la cantinela de tener que ir a los dos registros civiles y demás, esta vez ya me ahorré los primeros viajes para preguntar en balde así que fui directamente al registro de A Coruña a pedir el cuestionario para rellenar y de paso pregunté si para inscribir a mi hija en Cambre al no estar casados tenía que registrarla primero en A Coruña y demás. Me confirmaron que el procedimiento seguía siendo el mismo y que debía cubrir el cuestionario y llevar fotocopias de DNI de los dos padres y además presentarnos los dos allí para firmar el registro. Si se está casado no hace falta que vayan los dos miembros de la pareja al registro, con ir uno y llevar el librito de familia sirve. (Sí, ese librito que yo también tengo aunque a mí no me sirve por no estar casado: agravio comparativo flagrante, porque el libro es el mismo). Así que nada, rellenamos el cuestionario, en el hospital también lo hicieron con su parte, y a los dos días nos presentamos en el registro con las fotocopias de los DNI y listos para firmar. Entonces la funcionaria de turno me dice muy amablemente que me falta un papel, que dado que no estamos casados y nuestras direcciones del DNI no son las del ayuntamiento donde queremos hacer el registro, necesitamos llevar un justificante de empadronamiento emitido por dicho ayuntamiento. Yo que me las prometía muy felices me quedo como se suele decir "a cuadros" y mientras recojo los papeles digo "ya estamos como siempre". Y entonces la susodicha funcionaria me mira y me espeta: "ya estamos como siempre no, si falta un papel no se puede hacer nada". La chispa que hacía falta. Entonces estallé y le monté un pollo de órdago, sobre todo porque encima en cuanto vio que le contestaba, la muy gallita pasó de mí y empezó a decir: " a ver el siguiente". Lo cual sólo consiguió que me cabreara un poco más, y obviamente el siguiente de la cola tuvo que esperarse aún un poco más. En el fragor de la discusión apareció una compañera de la funcionaria para tratar de quitar hierro al asunto, y me dice textualmente: "no vamos a poner todos los casos posibles en el papel donde se detalla la documentación a aportar porque son muchos, además para qué si la mayoría de la gente no lo lee". Tócate los genitales, por esa regla de tres, como mucha gente no va a votar entonces quitemos las elecciones ¿no?. Demagogias baratas aparte, ¿no es increible que encima argumenten eso?. Ni que decir tiene que la puse de vuelta y media, porque yo encima de haberme leído el papel les había preguntado allí mismo y no me habían comentado nada de que tuviera que llevar el justificante de empadronamiento. Un lapsus, un olvido, acaban diciéndome.
Total que unos minutos después abandonamos el registro tras la trifulca, sólo para volver al día siguiente, tras previo viaje al ayuntamiento a por el justificante del padrón. Esta vez no faltaba ni un solo papel y pudimos hacer el trámite sin problemas. Bueno, si no contamos como problema que el papel debe de firmarlo el notario y claro, dado que eran las 11 de la mañana, y el notario no pasaba a firmar hasta las 14h, no pudimos quedarnos a esperar a por el papelito de marras y tuvimos que ir de nuevo al día siguiente a por él. En total cuatro viajes al registro civil para un trámite sencillísimo. Si a todo esto le sumamos que el registro civil de A Coruña está situado en una zona en la cual es imposible aparcar y que el único parking que hay es tan viejo que no tiene ni ascensor y siempre está a tope de coches, ustedes comprenderán la gracia que hace cada vez que tienes que acudir a dicho organismo.
Y todo esto en el año 2009 donde los ordenadores y la informática son el pan nuestro de cada día. Menos para la administración pública que necesita papelitos de mierda para todo, son incapaces de instaurar un registro de información individual de datos básicos de los ciudadanos único para todas las administraciones. Eso sí, el día que fui al registro de Cambre, a las 13:40 ya estaba el funcionario de turno (un maleducado impresionante por cierto), cerrando la puerta y bajando la persiana. Que su horario es hasta las 14h y si entra gente en la oficina más tarde de menos cuarto igual no sale a la hora. Para eso si que son diligentes los muy capullos.

2 comentarios:

  1. Bueno, nosotros sí estamos casados y aún así, el peque nació un lunes y no conseguimos registrarlo hasta el martes siguiente. Por cierto que nos avisaron de que no fuésemos muy pronto, porque en mi ayuntamiento te lo inscribe un juez de paz y no está siempre, de hecho no se pasa por allá nunca antes de las 11 de la mañana.
    El papelito del registro lo había recogido yo meses antes de dar a luz, aprovechando que estaba de baja. Te podía haber cogido otro para ti! :-D

    ResponderEliminar
  2. bueno para el próximo niño lo tendré en cuenta jejeje

    ResponderEliminar